Entradas populares

viernes, 23 de junio de 2017

"Cumbres Borrascosas", película de 1939




Las cosas cambian cuando Heathcliff y Cathy están en la llanura jugando, Cathy va con Heathcliff a espiar la casa de los vecinos pero aparecen los perros y los empiezan a perseguir pensando que son ladrones, Cathy cae al suelo y es mordida por los perros siendo capturados ambos. Cathy es llevada a la casa de Edgar (David Niven), el hijo de un rico vecino, donde es atendida hasta que sane, mientras tanto Hindley ordena a Heathcliff que no vuelva a acercarse a su hermana, este la espera por 3 meses y cuando vuelve a Cumbres Borrascosas es recibida por los sirvientes excepto por Heathcliff que le dice que nunca volvió y tienen una discusión, Hindley organiza una fiesta de bienvenida a su hermana, cuando Heathcliff se acerca para bailar con Cathy, Hindley grita:

"Saquen a ese asqueroso gitano de aquí" , 
Heathcliff rompe un plato por la humillación y termina siendo golpeado.

 Cathy y Heathcliff se alejan cada vez más... Una noche Cathy habla con la mujer de servicio y le dice que Edgar le propuso matrimonio, la mujer le cuenta sobre los sentimientos que Heathcliff tiene hacia ella, Cathy responde que ama a Heathcliff pero se humillaría si se casara con él, un sirviente entra y dice que Heathcliff dejó la puerta abierta y empezó a correr hacia la llanura, Cathy le pide al sirviente que alcance a Heathcliff y lo traiga de regreso pero Heathcliff ( quien escuchó que Cathy no se casaría con él por ser de inferior rango ) ya no está más. 



Heathcliff se marchó sin escuchar que finalmente Cathy había entendido que estaba enamorada de Heathcliff, y no de Edgar.

 Pasan dos años desde la huida de Heathcliff, Cathy se casa con Edgar el hijo del terrateniente y viven sus vidas hasta que un día vuelve Heathcliff, quien había estado en América y hecho fortuna, comprando la casa natal de Cathy por el precio de las deudas de juego de su hermano.


La hermana de Edgar ve en Heathcliff un buen candidato, por ser ya una persona educada y agradable. Finalmente Heathcliff y la hermana de Edgar se casan, pese a haberse opuesto Cathy, denotando que aún mantenía interés en Heathcliff, si bien no deseaba traicionar a su marido. Finalmente Catherine enferma y muere, volviendo a buscar luego a su amado, tal el conjuro que éste hiciera al momento de la muerte de Cathy.




jueves, 22 de junio de 2017

El campo como sepulcro de pájaros





De chica, no me gustaba el campo de mis antecesores porque decía que se parecía a un sepulcro por el sonido de los pájaros; es que muchos de mis familiares estaban muertos, pero se los seguía nombrando como si estuvieran presentes.

Un día, tuve que quedarme a dormir en la chacra de Betty (mi prima) porque había llovido y no podía volver. ¡Cómo sufrí!. El mugido de las vacas me torturaba y el silencio, luego, me irritaba tanto que no lograba descansar.


Esa planicie me recordaba al cementerio donde dormía el alma de mi abuela Rosa y la de sus hijos, la del abuelo de bigotes blancos..., acurrucados en ese asilo tan necesitado de afecto. Sin embargo, esos acontecimientos quedaron marcados en mi vida con la bondad y la transparencia de mi tío Rubén.

Recuerdo su sonrisa, su generosidad, su corazón niño... y aquella casita blanca en medio de la llanura con su molino, sus malvones, el burro, los perritos y ese viento que acariciaba la cara.

Luján Fraix



Pinturas de Robert Duncan




Hoy publico otra vez esta entrada
en homenaje a mi padre
que falleció hace tres años,
que amaba el campo y que vivió para él
añorando sus días de juventud.

Gracias papá,
te cuento que estoy cuidando tus cosas
como si tú estuvieras aquí
aunque no con el mismo amor porque tu sentimiento
era tan enorme, tan irremplazable...

lunes, 19 de junio de 2017

Perdida entre los libros






En el Cuadro de Honor
estaba la lista de todos los niños 
que se destacaban por sus excelentes calificaciones.

Mi primera maestra se llamaba Delia.
Mi relación con ella era buena
aunque yo era algo retraída y solitaria.


Por mis buenas notas en el colegio tenía que llevar la bandera 
en los actos públicos.
No pude hacerlo,
creo que fue porque no podía cargarla; era pesada.

Mi primer libro de lectura se llamaba "Pimpollo".
Mi madre me ayudaba a leer
y se ponía nerviosa cuando no me salían las palabras.





En primer grado formé parte
de lo que se llamaba Cuadro de Honor
por mis buenas calificaciones.
Sabía las letras y los números...
Me aburría mucho esperando que los otros compañeritos
terminaran las tareas.
Estaba perdida entre esas palomitas
que lloraban y no comprendían...
Luego tuve que empezar a leer,
ya no fue tan fácil.
Esos libros dibujaban estambres
con las sílabas
que se desgastaban con mi voz.

Luján Fraix


viernes, 16 de junio de 2017

Con la música en las alas






La música es otra forma de lenguaje mediante la cual las personas comparten experiencias y emociones. Los griegos fueron los primeros observadores del efecto de la música sobre la conducta y consideraron que podía aliviar a los deprimidos y detener a los violentos.

La música afecta a distintas áreas del cerebro, nos transporta a otros lugares y nos reactiva los recuerdos. Se ha comprobado que distintos tipos de música generan diferentes emociones. Los decibeles altos, ritmos irregulares y sin consonancia armónica pueden despertar ansiedad y aumento de la tensión. En tanto que una suave melodía permite relajarnos.

En cuanto a la actividad física (el baile), su práctica regular genera alivio de la ansiedad y mejora la calidad del sueño, lo cual permite relajarnos y reducir el estrés. Interviene en la producción de endorfinas, hormonas implicadas en la regulación del dolor y la sensación de bienestar.

martes, 13 de junio de 2017

Me parece escuchar las risas...






De niña, no solamente me gustaba escribir cuentos y poemas sino también obras de teatro. No actuar porque era tímida pero me apasionaba dirigirlas y también darles a cada una su letra. Me enojaba cuando no la repetían como estaba escrita.

Por lo general representábamos a Romeo y Julieta de Shakespeare; era una obra muy romántica y nos gustaba a todas. Después también recreábamos escenas de novelas de la TV o de películas de miedo.

Colocábamos sillas, telones y nuestras madres nos venían a ver. Al final festejábamos con una rica merienda que nosotras mismas preparábamos.

Veo tan lejanos aquellos días; sin embargo, me parece escuchar las risas...


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Fondos para tu blog

Plumrose Lane