Translate

sábado, 8 de julio de 2017

Tertulias de la abuela: la palabra




 LAS PALABRAS
que nos acompañan siempre,
las que esperamos y no llegan...


El amor reclama,
palpita la amistad...


Una palabra puede llevar a la sanación
o dejarnos confundidos en los silencios,
atormentados...
pero nunca indiferentes.


Saber escuchar al otro es dar.


Ver el alma dibujada en unos ojos
es interpretar los mensajes,


escuchar el eco de un llamado...
A la distancia,
alguien nos necesita...
Preocuparse por la felicidad
que está delante


de esos ojos que piden,
que llaman,
que buscan en tu consejo
el bálsamo:
un tiempo.


Regresar desde un pasado inmemorial
a la sabiduría de la abuela,


al té de mamá
con sus tazas rosadas a las cinco de la tarde,
cuando sus miradas eran palabras
que iluminaban  mi camino.


Espero el poder de la palabra
que reza y sana cual oración sublime,
es el credo que me eleva entre las horas consumadas
hacia un mañana de fuegos y jazmines.
Lugar secreto, antiguo y añorado.
¡Quiero volver a recorrer tus pasos!,
ir por tu verano de canciones y de ensueños
y detener mi reloj en el mirar quieto de tus ojos.
Ver el rojo brillar del ocaso en ese cielo,
sentir el latir de los instantes
marcando la paz de tus silencios;
y saber que todavía se puede regresar
al luminoso clamor de lo vivido,
a las voces conocidas, a la armonía de todos los eneros
dormidos en las rocas con el viento que susurra.
Camino aceras,
viajo con mi alma desierta
hacia un "te quiero" imaginado
para entender el por qué
y refugiarme en la mágica y eterna existencialidad
de la palabra...

Luján Fraix



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...